lunes, 29 de octubre de 2012

Karite Etico de Rene Furterer, una historia humana contada por Titouan Lamazou


La belleza muchas veces nos sorprende, y como prueba de ello hoy os traigo una historia sorprendentemente humana en estos tiempos en los que vivimos. En un primer momento pensé enfocarlo como una hazaña de heroínas pero después de analizar y reflexionar sobre la historia he decidido darle mayor importancia al valor humano sin detenerme en la diferencia de sexos.
Todo comenzó cuando llegó a mis manos un libro de Titouan Lamazou " En favor de la KARITÉ ÉTICA" cuya portada os presento, y en cuyo prólogo podemos leer " En Primavera, durante la recogida de las nueces del árbol de karité, salí al encuentro de Nathalie, hermosa flor de la sabana protagonista de la bonita historia que aquí se cuenta. Desde Ouagadougou, a lo largo de 400 km que nos separan de Toussiana, en la gran ruta del sudoeste en dirección Abijan, que una la capital de Burkina Faso con la de Costa de Marfil…… El equipo de René Furterer me ha sugerido este viaje al "país de los hombres íntegros" o más bien a las tierras del "árbol de la manteca", el árbol de karité, a Toussiana, el pueblo de Nathalie, con la que comparte desde ahora el proyecto de la manteca de KARITÉ ÉTICA. De este modo descubría en origen, junto a la mejor guía posible, este saber hacer secular que consiste en transformar la nuez de karité caída del cielo en una materia grasa pura llena de múltiples virtudes……ya que la historia de karité y de los hombres, hasta donde alcanza la memoria, es ante todo una historia de mujeres. ¿Por qué? Simplemente porque el proceso de transformación tradicional de la nuez de manteca es particularmente tedioso y agotador"
Tres son los protagonistas de esta historia, Nathalie Quattara, una joven del pueblo de Toussiana (Burkina Faso) que con la ayuda de su hermana mayor pudo estudiar secretariado, una vez terminados los estudios trabajo para varias empresas, siempre que podía regresaba al pueblo. Un día utilizando un producto cosmético extranjero tomo conciencia de la importancia y valor de la manteca de karité, un producto del que conocía todos los secretos de fabricación desde pequeña gracias a su abuela, primas, vecinas… Nathalie convence a un par de amigas para que inviertan con ella en una pequeña unidad de producción de manteca en su pueblo natal Toussiana. Cuando obtiene la primera cosecha organiza un viaje a Europa, y como único equipaje lleva consigo 25 kg de manteca en pequeños tarros, su objetivo… ofrecer su producción a las redes de productores agrícolas de la Cámara de Agricultura de Francia y entrar en contacto con las grandes firmas de cosmética, que utilizan el karité, para entablar una colaboración con su pequeña empresa de la lejana Toussiana, todas las llamadas fueron en balde y no obtuvo ninguna respuesta favorable, no obstante ella siguió en su empeño, en su mano estaba el futuro de 19 mujeres contratadas por su empresa y de otras 200 mujeres productoras de la manteca como empleos indirectos. Fue su tesón, su empeño y creer en su proyecto lo que la llevo a escribir una carta al  Sr. Pierre Fabre, dueño de líneas de cosmética como Rene Furterer, y solo tres días mas tarde obtuvo respuesta a su carta, Pierre Fabre deseaba reunirse con ella…..
Aquí y gracias al empeño y a la fe ciega de Nathalie comienza este proyecto entre dos civilizaciones, una desarrollada y otra que gracias a personas como ella logran impulsar a un país sumido en la pobreza, con éste espíritu Pierre Fabre, nuestro segundo protagonista de esta historia, pone en marcha a través de su línea Rene Furterer un nuevo canal de aprovisionamiento de la manteca de karité de calidad excepcional y establece unas relaciones duraderas y solidarias con la Sra. Quattara y, a través de ella, con las mujeres del pueblo de Toussiana y sus alrededores. Nuestro tercer protagonista el artista marroquí, Titouan Lamazou, quien nos hacer llegar la historia a través de su libro, "Una historia de mujeres, una historia bonita y fuerte, que el artista, comprometido con los derechos de las mujeres  en el mundo, nos presenta a su manera. Acuarelas, bocetos, fotografías, textos y notas sobre el terreno aportan la esencia, la dimensión humanista y estética a los fuertes compromisos del proyecto "KARITÉ ÉTICA".
Más que un nuevo canal de aprovisionamiento, descubramos junto a Titouan Lamazou otra forma de ensalzar el valor de la Naturaleza y a las mujeres que viven en ella, de una forma discreta, sostenible y respetuosa."
A través de las página Titouan nos va relatando "los hermosos paisajes de Toussiana desde lo alto del acantilado que domina la sabana infinita"hasta fijarse en el árbol de karité, un árbol sagrado en peligro de extinción. Nathalie posee el mejor de los argumentos para que no se utilicen abonos y pesticidas…" Por una cosecha 100 % ecológica, se puede pedir un precio por encima del mercado". Siempre ha seguido fiel a las antiguas usanzas de sus antepasados. Y basándose precisamente en la tradición Titouan nos hace viajar por todo el proceso de la manteca de karité, con 17 etapas, empezando con la recogida de los frutos, la pausa, el despulpado, el secado, descascarillado, las etapas de la transformación tradicional, donde mayor trabajo realizan las mujeres, una fase de triturado y otras dos de molido y batido, mas la cocción y el filtrado por el tamiz, solo quedaría dejar enfriar y embalar….un proceso realmente duro dominado enteramente por mujeres.

Lo cierto, es que ha medida que vas profundizando en la lectura del libro te vas involucrando mas y mas en la historia, yo, como mujer, me siento orgullosa de que mujeres en unas condiciones para nosotras infrahumanas tengan ese coraje y esa fuerza para realizar sus sueños realidad y que esa realidad influya sobre toda una sociedad, y como persona, me siento orgullosa de que en esta civilización que hoy en día vive sumergida en una ola de egocentrismo, haya personas con calidez humana que colaboren en estos proyectos de solidaridad humana.








Y aún así, tanto tu como yo, hemos perdido la confianza como principio puro y punto de partida, y como seres humanos que somos nuestra corta inteligencia en infinitas ocasiones se rige por el "ver para creer" por ello Titouan, sabiendo que la obra de un artista siempre parte de su punto objetivo propio y subjetivo en relación a quien observa dicha obra,(dicho de otra manera un pintor, como un escritor nos muestran lo que nos quieren mostrar, su manera de percibirlo, lo que les sugiere personalmente, mezclado con mayor o menor número de pautas o tipos preconcebidos, si hablamos de Africa, lo etnico y el colorido, incluso los sentimiento o emociones que a el le transmiten o que el quiere transmitir, pero siempre será lo que ellos te quieran mostrar), ha decidido mezclarlo con la pura realidad acompañando la obra con fotografías del día a día en el trabajo de estas mujeres del lejano Toussiana.
Es un placer para mi presentaros a la verdadera heroína de esta historia… Nathalie Quattara, una joven que creyó  en su sueño con tanta fuerza que logró cumplirlo, os presento a las mujeres que junto a ella trabajan día a día, os presento su lugar de trabajo, su hogar.





Pero desde luego no quiero cerrar este artículo sin darle su merecido puesto a la Mascarilla Revitalizante intensa de Karité de Rene Furterer, este es el producto estrella de la línea capilar de Karité de Rene Furterer y donde se esta utilizando la manteca de karité de Nathalie, es altamente nutritiva y reparadora del cabello seco y dañado, contiene ademas cimentrio y pectinas de membrillo que nutren la fibra capilar y regeneran el cabello en profundidad. Aplicar de una a dos veces por semana, una manera fácil de recuperar la vida de tu cabello.




Comentar que os ha parecido la historia, un gesto tan solidario debe de provocar opiniones, levantar emociones… Anímate y alza tu voz, estamos esperando por tu opinión…


Y Por último os dejo un video donde es la misma protagonista, Nathalie, quien nos cuenta la historia….mientras que os pensáis si emitís vuestra opinión o callais….




Publicar un comentario